jueves, 19 de abril de 2018

martes, 17 de abril de 2018

ESTA NO ES LA UNIVERSIDAD PÚBLICA QUE QUEREMOS (NI MERECEMOS)

Autores:  Fran Beltrán, José Luis Ferreira, Libertad González y Pedro Rey Biel

Llevamos dos semanas con el foco mediático centrado en el master realizado (o no) por la actual Presidenta de la Comunidad de Madrid en la Universidad Rey Juan Carlos, sobre el que ya hicimos un breve comentario, antes de que se sucedieran y se desmintiesen múltiples justificaciones, aquí. Más allá de la exigencia de responsabilidades políticas sobre éste y otros casos que están saliendo, que tanto en su grado como en sus tiempos parecen motivadas por cálculos electoralistas, como académicos nos preocupa la cuestión de fondo, que es la imagen que se está ofreciendo sobre la forma de proceder en la universidad pública: exámenes y trabajos que se aprueban sin presentarse, actas falsificadas, créditos de postgrado convalidados con créditos de grado, plagios, tesis que no aparecen, profesores presionados y amenazados, etc. Lejos de minimizar su importancia, tratada desde algunos partidos políticos como "pequeñas irregularidades por parte de la universidad", creemos que este caso es sintomático de una grave y eterna crisis en el sistema universitario español que los múltiples y aplazados planes de reforma universitaria no han conseguido cortar de raiz.
Nuestra intención no es generalizar ni ser alarmista, pero tampoco escurrir el bulto: a lo largo de nuestras carreras universitarias en universidades públicas españolas hemos conocido suficientes ejemplos de corruptelas diversas, quizá no tan extremas como las que están saliendo estos días, pero igualmente graves y alejadas de lo que aspiramos que sea la universidad, como para aplicar nuestro análisis no a la universidad concreta sobre la que se habla estos días (que en todo caso tiene un historial de escándalos que llama la atención) sino al conjunto de ellas. Es cierto que no todas las universidades (y especialmente no todas las facultades y menos aún todos los departamentos) son iguales. Pero también es cierto que la sombra de la sospecha acecha al conjunto de la universidad pública, pues estas prácticas están suficientemente extendidas y aquellas facultades que hacen las cosas razonablemente bien apenas cuentan con instrumentos ni con la atención, ni de los medios de comunicación ni de las autoridades educativas, para conseguir diferenciarse de las demás. Seguimos con la percecpción de que una misma titulación de dos universidades públicas, por el mero hecho de serlo, es equivalente y por ello, cuando se comprueba que un título concreto se puede obtener básicamente sin hacer nada, su valía y la de los títulos equivalentes de otras universidades terminan valiendo eso... nada.  Y ahí es donde está el problema más serio, en el desprestigio extendido no ya sólo sobre los alumnos que con su esfuerzo han obtenido un título, sino también sobre las facultades que intentan hacer las cosas de otra manera.

domingo, 1 de abril de 2018

CUENTOS INFANTILES EN VÍDEOS

Aunque la web RECURSOS EDUCATIVOS informa de que son 128 vídeos sobre cuentos de los Hermanos Grimm, ni son tantos no
ni son todos de esos autores. En cualquier caso, es una buena recopilación de Youtube.

Clica sobre la imagen para acceder.





miércoles, 28 de marzo de 2018

EL ELEMENTO

   Este breve texto se atribuye a Alejandro Jodorowsky:

--Maestro, tengo un problema con mi hijo. Me trajo las notas del colegio: una alta calificación en dibujo y una pésima calificación en matemáticas. 
--¿Qué harás?
--¡Lo pondré inmediatamente a tomar clases particulares con un profesor de matemáticas!
--Necio, ponlo inmediatamente a tomar clases particulares con un profesor de dibujo. Desarrolla su talento. Todos servimos para algo pero no todos servimos para lo mismo.

    En el diálogo se hace  referencia a lo que Ken Robinson denomina elemento en su popular libro titulado precisamente así: “El elemento”.
    Aquí tienes un vídeo con las ideas básicas de dicha publicación: